Blogia
EL RINCÓN DEL

ELEGIA A AMADOR ESTEBAN

                                                                     En la chaquetilla se leía

“Amador Esteban Garcia-Lillo”

 

                         *

Que difícil me lo pones compañero componer esta elegía

a tu hermano de profesión y amigo de toda la vida

con los muchos avatares padecidos

nos haces esta rápida y desolada  despedida,

sin aclarar cual receta era mejor

si la del bacalao a la Vizcaína tuya

o el bacalao al Pill-pill  mío;

el revuelto de garbanzos fritos

entramados entre la amistad y la delicia.

La hora del ángelus en el Gran Vía

con el negroni de aperitivo

en el preámbulo de la jornada extensiva.

Te fuiste como los héroes

lleno de conocimientos,  de reconocimientos

y con la mejor de las sonrisas;

La de haber triunfado en la vida.

 

Fuiste una de las glorias de la cocina española

paseando por el mundo nuestra exquisita gastronomía,

Si Europa fue una escuela

América fue el desarrollo

África se llevo un pellizco

triunfando en China y Japón.

El único español galardonado con el

“LES DISCIPLES DE AUGUSTE ESCOFFIER” Mayo de 1999, en Saint Vicent-Italia.

Maestro de ceremonias gastronómicas

de concursos y ágapes

profesor de optimismo

y agencia de colocación.

Los éxitos se cuentan por centenares.

Precursor  de las jornadas gastronómicas

experto en Buffets temáticos

escultor de margarina del hielo y el barro

en Mallorca, España y el mundo:

La cortesía como emblema profesional

la limpieza como regla

el orden como principio

la humildad como norma

la sencillez tan profunda

las soluciones tan sabias

la psicología del trabajo

la formación como necesidad

trabajador incansable

estudioso de la vida

de las personas y sus gentes.

 

En tu cocina todo el mundo valía

Y sino, lo hacías valer ¿como lo descubrías?

¡Lo dialogábamos  bastante entre tapa y trago,

siempre salía el lado positivo de lo humano!

 

Eras el encantador de serpientes

no encontrabas oposición profesional donde te hallaras

se rendían ante la evidencia enseguida,

empresarios, directores y gerentes

con el esfuerzo del trabajo

y el éxito como norma.

Dejaste  huellas muy altas

que pasarán a la historia anónima

de los autodidactas más prestigiados

sin hacer ruido profesional en los lugares

que tanto enaltecen al Club de Chefs de cocina

y a los visionarios de las pantallas.

 

Autor de varios libros de cocina

recopilador de recetas escondidas

en las chimeneas españolas.

Por miles se cuentan los libros de tu biblioteca

colocados en el MUSEO de tus manías,

lleno de  distinciones y gratitudes al trabajo y al esfuerzo.

Efigies humanas  de artistas rebosan las estanterías

junto a cacharros inverosímiles

traídos de cualquier rincón del mundo

para el regocijo del visitante

mezclados con las fotos y placas memorables

con las correspondientes dedicatorias.

¡Cuanto más he visitado el museo

más perplejo he quedado!

por el dinero invertido en tan ambicioso propósito

con los obsequios y regalos

complementando las salas del recuerdo

recopilados  con la paciencia de un sabio

la sapiencia de un artista

la sabiduría de un cocinero

y las pericias en los aeropuertos.

 

El legado que nos dejas es tan vasto

que este humilde poeta solo recoge

una parte de tu memorable cosecha.

 

Siempre serás: 

Genio y figura, hasta en la sepultura,

donde quiera que estés.

Me dejas con el sabor amargo de la tristeza

y sin el abrazo de una marcha sin retorno.

Hasta siempre compañero.

                                 *

San Martín de la Vega,  Agosto de 2012

                    

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Ramón -

Amador? Amador de solmelia? Era mi amigo......

Juan Esquivel Valdes -

Bonita elejia que lo retrata tal cual pues asi era Amador Esteban Garcia Lillo me ha sorprendido tristemente pues no sabia que habia fallecido yo tube la suerte de conocerlo y trabajar con EL Siempre estaras en mi recuerdo,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres