Blogia
EL RINCÓN DEL

EL VUELO DE LA ALONDRA

 

                         *

El tiempo vuela tan rápido

Como la alondra en primavera

Sin que la memoria se pierda

En el recorrido oscilante de la tempestad

Hacia   la ascensión de la pirámide.

 

Allá, alejados de la base del crepúsculo

Las corrientes internas ocupan los espacios perdidos

Por  los envites de las tormentas opacas

Sujetadas por los pedestales anónimos

Encumbrando las estatuas elegidas

Dentro de los salones del laberinto

Iluminados con antorchas incandescentes.

 

Oteo el horizonte de la cúspide

Perdido en el umbral de la gloria

Sin percibir la escalera de emergencia

Que permita ver el rayo de luz

En el incesante movimiento rotatorio.

 

La alondra persigue en el vuelo racheado

En busca del alimento necesitado

Conforme a la luminaria del ocaso

En un ir y venir plagado de dificultades

Propios de la venganza depredadora

De este cambio climático justiciero.

 

El laberinto está formado milimétricamente

Para que el naufragio surta efecto

En la inmensidad de las tinieblas

Punto neurálgico del proyecto establecido

Alrededor del enredo  cimentado

Sin que traspasen los destellos solares.

 

En los escalones de la efímera gloria

Se percibe el cincelado de la piedra filosofal

Por donde la base crece con fuerza

Gracias a los maestros canteros

Por su elección del granito más idóneo

Y de forma, al sistema ornamental.

 

Los andamios adheridos a la cara visible

Acarician la soledad del paisaje

En el armazón de la leyenda manipulada

Con la ceguera propia de la distancia

Y confundir el lenguaje de los plebeyos

Sin pagar ningún precio político.

 

Las vigas de la democracia sufren

Los avatares de los saqueos arqueológicos

Por el abandono de  funciones

Del poder establecido aventurero

En el ejercicio de sus responsabilidades

Sumidos en una representación soberana.

 

El proyecto sublime se aferra al tiempo

Como la golondrina al nido

Con las debidas  modificaciones

Burguesas  pasadas por el arco del triunfo

En cuyas cornisas anidas los animalitos

Mientras  dure el periodo  procreativo.

 

Aquí, donde la semántica de la hipocresía

Camina hacia el laberinto olvidado

Por las estrechas galerías de la base del poder

Para que  desaguan las cloacas

En el río sosegado de la purificación.

                         *

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres