Blogia
EL RINCÓN DEL

LA MAREA ESTA BAJA

 

*

En el mar de los despropósitos

Se tambalea la embarcación sin rumbo

Camino del abordaje pirata

Dentro del sistema establecido

Con las cartas de navegación marcadas.

 

Oteo el horizonte de la marejada

Cargada de repentinas ideas

Que se plasman con la brisa

En la oscuridad del porvenir

Mientras se desmonta lo establecido.

 

Las olas arropan la visibilidad del bajel

Que reparte enseñanza y cultura

A una población con la venda en los ojos

Incapaz de reaccionar al desastre

En un ambiente cargado de pesimismo.

 

Los golfos han dejado la ensenada

Limpia al desembarco  sicario

En las arenas movedizas de la costa

Copando todos los estamentos permitidos

Por la gracia del voto del miedo.

 

Las corrientes marinas quedan a merced

De los avatares de la flota europea

Que remolca ese barco a la deriva

Con el agua sumergida hasta la proa

Sin un proyecto claro de supervivencia.

 

Los pilares de la tierra  maltratada

Acarician las miradas cruzadas

Al tiempo que observan la navegación

Sin que la cultura de la sensatez y responsabilidad

Prevalezca en las ondas de la esperanza.

 

 Más allá del conocimiento ético

Esta el poder del timonel navegador

Obstruyendo a su paso el progreso y la investigación

Como instrumento de partido

De un navío desorientado

Que por mucha mayoría absoluta

Acapare todo el poder de decisión

De una tripulación agazapada

Entre el miedo y la pesadumbre.

 

El buque tiene el suelo prendido

Soporta todo el peso de sus gentes

A la espera de que los ocupantes

Tengan las ideas claras de reflotación

Sin la ayuda del guía espiritual

Que deja la solución por incapacidad manifiesta.

 

Los fondos marinos insaciables

Arrastran las algas del mentidero

Hacia mar adentro embravecido

Para devolverlas a la orilla del precipicio

Una vez vacunadas de democracia amordazada.

*

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres