Blogia
EL RINCÓN DEL

LAS GARRAS DEL LOBO

 

En la selva de la fauna ibérica

Sobresale el colmillo desgarrador

Cuando el depredador enseña sus fauces.

 

Es la señal inequívoca del jefe en la manada,

Advierte con sus destellos ruidosos

La presencia de sus huestes. Quiere lanzar

A su manada a la arena de la caza…

 

Se ha producido un oportunismo

Y no ceja en marcar el territorio

Ante su adversario.

 

La manada, fiel a sus decisiones

Acota  parcelas, las somete a vigilancia

Con sus delfines más duros.

 

Las corrientes de la manada

Hacen gala de las mismas

En un ir y venir por defender sus ideas

Demostradas en su trabajo en el grupo.

 

Aunque parezca manso,  está

Lejos de serlo, siega la hierba

Por debajo de sus pezuñas.

Con el temor de que las pisadas

Sean reconocidas.

 

Es la furia del lobo la que desata

Adhesiones inquebrantables

Aprovechando las corrientes mediáticas

En el lago de las lamentaciones

A su paso por el destino del tiempo.

 

El rebaño se siente atacado

Y sale al encuentro para decir;

Quiero ejercer mi voto.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres