Blogia
EL RINCÓN DEL

MANO TENDIDA

Escondido en la llama del pensamiento

agradezco el empujón del destino

cuando la vida se hizo cuesta arriba.

 

 

                              

  

                

Una mano asomada a la ventana del deseo

empuja al egoísmo de las olas

en el mar de las necesidades

por el atajo de la hipocresía.

 

Las emociones borran los recuerdos

en las alturas de la memoria,

igual que la lava del volcán

evapora el sendero de la vida

en una erupción incontrolada.

 

Una mano tendida,

es como un amanecer en alta mar

contemplando la calma de las olas

en la tempestad del tiempo.

 

Una mano que acaricia en amistad

es el destino de los hechos

que alumbra el valor de la existencia

envuelta en la condición humana.

 

Una mano tendida,

es el resurgir de las cenizas

en el brasero de nuestro tiempo.

 

Una mano tendida.

 

                                                          *

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres